Jackson Guitar

sábado, 30 de agosto de 2014

Crónica Ripollet Rock 2014

¡Buenas!

Ayer anoche estuve en el festival Ripollet Rock que, como el mismo nombre dice, tuvo lugar en Ripollet, coincidiendo con el comienzo de la feria de la misma ciudad.

Este año contamos con cinco bandas, dos de ellas internacionales:



Bueno, a las 21:30h se abrieron las puertas y empezó a llenarse el recinto. Mientras se preparaban Drakum estuvimos dando una vuelta por los puestecitos de merchandising de al lado de la entrada y joder, había nivel (aunque sólo compré una chapa del Persistence Of Time de Anthrax y una pegatina de Morbid Angel ú__ù): parches de Vital Remains, Broken Hope, Belphegor, Sodom, Violator... Camisetas, chalecos, chapas, sudaderas, bolsos, etc... Y obviamente a muy buen precio, sólo que yo quería una camiseta de Coroner que, por desgracia, no había xD Y UN HOMBRE LLEVABA UNA, IJODPTA!!! (de hecho, siempre me pasa lo mismo u.u).

Cuando hubimos acabado la vuelta de reconocimiento, nos acercamos al escenario puesto que en breves comenzarían a tocar. No sabía qué esperar de ninguno de los grupos porque me dio mucha pereza escucharlos antes (XD) así que me dejé sorprender.

Como he dicho antes, comenzaron tocando Drakum, y la verdad es que fueron LA HOSTIA. Nada más comenzar ya estábamos todos agitando la cabeza y esas cosas que hacemos los heavies jajajaja. Al poco rato lanzaron desde el escenario una pelota gigante de goma que fue dando botes entre la multitud (y tirando móviles al suelo ^^') durante todo el rato que estuvieron tocando, en cada canción se hacía un mosh, algunos bailábamos imitando a trolls y vikingos, de hecho, en una canción pidieron que lo hiciéramos y de muy buen gusto cumplimos sus órdenes jajajaja. También decir que varias veces se me puso la piel de gallina. Desde luego el plato fuerte de la noche:

AVISO: aunque la cámara de mi móvil es de 8 megapíxeles, los vídeos se ven algo mal aquí y no sé cómo se hace para subirlos con más resolución... :/


Después llegaron Morphium. Según el cartel tocan death metal gótico, pero yo diría que era más deathcore que otra cosa: breakdowns everywhere, ausencia de solos a excepción de uuuuuuuuuno al final de una canción, riffs algo meh, pintas que desde luego no recuerdan ni a una banda de death ni a una de metal gótico. Fueron muy aburridos, no había más ambiente que el de cuarentonas que decían "qué fuerte suenan, ¿no?" y el de algunos jóvenes que, bueno, ya se sabe que el deathcore le va mucho a la juventud heavy de hoy en día, hicieron un wall of death (el único de la noche) pero vamos, que no se salvan. Para mí: 1) sobraron, o 2) deberían haber tocado primeros. Ah, y qué decir de la motivación del vocalista y su frase "absolutamente todo el mundo" acompañado de un movimiento circular con el dedo para que hiciéramos un mosh... xD


A continuación tocaron Dark Moor, los cuales bueno, no estaban mal y el bajista se regalaba en bastantes momentos, pero no era eso que dices "JODER" ni mucho menos. La guitarra sonaba rara, como si fuera de juguete o estuviera "calibrada" para tocar jazz, blues o rock, así que tampoco acabaron de cundir. No sobraron pero tampoco los habría echado en falta.


Los últimos que vimos (a pesar que haber otro grupo después) fueron Vision Divine. Tenía muchas esperanzas puestas en ellos ya que con la etiqueta de power metal progresivo pues me imaginaba algo tirando a Control Denied (soñar es gratis xD) pero no, sonaron a power metal pelao' y mondao', el micro del pobre vocalista no paraba de fallar y, en vez de darle a la primera de cambio un micrófono con cable, le seguían dando micros inalámbricos, así que se pasó medio concierto con fallos de sonido. Las guitarras casi ni se oían en comparación con el teclado (solamente se oían los solos). Lo gracioso fue escuchar al cantante hablar en castellano porque se defendía bastante bien, aunque decía "músicas" en vez de "canciones" jajaja. Total, si las guitarras hubiera sonado más, el teclado menos y no hubiera habido los fallos con los micrófonos, al menos habría sido un concierto decente de power metal. Acabamos yéndonos antes de que acabaran.


Aún quedaban por tocar The Poodles pero ya nos habíamos cansado de estar allí. De todos modos, para ir desde una banda de folk death hasta una de hard rock, pues ya teníamos los ánimos mu' bajos después de todo lo anterior para aguantar otro grupo que no creaba ambiente.

En resumen, el Ripollet Rock este año ha sido un poco meh. Espero que el que viene traigan bandas que den más espectáculo (como lo hicieron Drakum) y energía a su público, algo así como que traigan una banda de death metal, otra de thrash, una de speed estaría bien, alguna de heavy que den caña y, si luego quieren traer a otra de hard rock, pues también (aunque de nuevo no me quedaría para verlos). Recomendé que trajeran a Ghoul en la próxima edición así que, si existen los milagros, podríamos pasar un rato de la hostia:


Esto ha sido todo, ¡hasta otra!

4 comentarios:

  1. Ya veo q no tienes ni zorra de musica...en fin.

    ResponderEliminar
  2. Estoy de acuerdo contigo en que Drakum estuvieron muy bien. Pero igualmente potentes me parecieron Morphium que demostraron unas tablas y una personalidad que para ellos quisieran muchos grupos de fuera que van de estrellas y no tocan una mierda. En cuanto a Dark Moor hicieron un buen show y creo que gustaron a la gente, aunque también pienso que la guitarra de Enrik García sonó bastante mal, pese a ello temas como first Lance of Spain o Living In A Nightmare dieron una buena muestra de lo que es la banda en directo. Vision Divine lo intentaron pero el sonido no les acompañó, pese a ello la gente disfruto de lo lindo con Colors of My World o su versión del Wasted Years de Iron Maiden. Una pena que te perdieras The Poodles por que fueron con diferencia los que mejor sonaron de toda la noche, aunque su apariencia, sobretodo del vocalista era un poco hortera, montaron una buena fiesta con Metal Will Stand Tall. Shut Up!, Caroline o Night of Passion. Vamos que me parece que aunque el sonido fue manifiestamente mejorable, el Ripollet Rock fue una buena noche de rock y metal. Además, por el precio que pague por la entrada creo que me puedo dar por satisfecho.

    Un saludo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy de acuerdo con lo de Dark Moor (solamente que no son del todo mi estilo). La verdad es que los problemas que tuvieron Vision Divine me chafaron un poco-bastante, sino seguramente habría seguido hasta que acabaran. Intentaré adentrarme alguna vez en The Poodles entonces, no lo hice antes porque no me llamaban en exceso la atención.

      ¡Muchas gracias por tu comentario y un saludo de vuelta!

      Eliminar