Jackson Guitar

martes, 22 de julio de 2014

Mar vs montaña

Hace poco me puse a pensar en la típica pregunta de "¿prefieres mar o monataña?" o "playa o montaña" (que es lo mismo, vamos) y como yo prefiero montaña, pues voy a escribir al respecto.

No puedo negar que las playas sean bonitas, además puedes ir a refrescarte, a tomar el sol, a jugar al voley playa, a hacer castillos de arena (mayoritariamente siendo un crío), a nadar y bucear, hacer surf (depende de la playa)... Hasta te puedes llevar la tortilla con el pan con tomate para comer (aunque cuidado con no acabar más rojo que los extranjeros que vienen de vacaciones xD). Las posibilidades en una playa no son pocas y el paisaje es agradable pero para mí no puede competir contra la montaña:

Bien es cierto que en un bosque muy difícilmente podrás refrescarte (con suerte encontrarás un riachuelo donde mojar los pies o llenar una botella de agua y echártela encima) pero no por ello le quita encanto. ¿No os habéis parado a contemplar lo bonito de la naturaleza a la luz de la mañana? ¿Nunca? Pues junto a la arquitectura antigua y mi pareja (ola wpa jejeje) está encabezando el ranking mis vistas favoritas: es relajada y viva, cosa que me gusta mucho. Además quizá encuentres una pequeña cascada o un pequeño río el cual siempre le da un toque precioso al paisaje.

Bueno, además de lo agradable de la visión, en la montaña puedes hacer senderismo, acampada, ir en bici, pasear al perro y demás actividades mientras te refugias del sol bajo la sombra de los árboles (yo personalmente ODIO estar todo el día bajo el sol) y escuchas el canto los pájaros (ha quedado un poco cursi pero qué le voy a hacer), con suerte hasta encuentras una culebrilla, la coges con un palo y se la acercas a alguien para asustarlo c:

¿Y quién de pequeño no se puso a hacer cabañas estando de colonias y competía con la otra clase a ver cuál era más grande? ¿O jugó al escondite? No sé, creo que se guardan mejores recuerdos y anécdotas en la montaña que en la playa.

Ah, aprovechando que he dicho lo de la luz de la mañana, en serio, daos una vuelta por vuestro barrio o por donde queráis por la mañana y veréis que la luz del sol a esas horas es única, enérgica, revitalizante y hasta te pone de buen humor. Sin embargo al mediodía o por la tarde ya no es lo mismo, es como que ya está porque le toca estar, se hace hasta monótona a mi parecer.

¡Hasta otra!

1 comentario: